[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2018-03-12 17:47:51.

La ultima encuesta de Metroscopia sigue colocando a Ciudadanos en primer lugar y un poco más arriba mientras sus potenciales rivales a derecha e izquierda, PP y PSOE, se sitúan un poco más abajo. Parece que esta vez la cosa va en serio porque las afiliaciones al partido de centro crecen día a día y llevan camino de triplicarse desde aquel 6 de septiembre, fecha en que Inés Arrimadas alzó la voz en nombre de toda España incluyendo una mayoría de votantes catalanes. Es difícil olvidar como este partido que era Jefe de la Oposición, lideró las protestas arropadas por el PP y el PSOE, y con altibajos por el PSC, hasta llenar las calles de Cataluña de banderas catalanas constitucionalistas y también españolas al igual que sucedía en multitud de balcones de España.

Ahora PP y PSOE se rasgan las vestiduras por la fuga de votos hacia Ciudadanos e inician ya la campaña de 2019 buscando hacer la pinza que tan bien les funcionó en las últimas Elecciones Legislativas. Hay miedo hacia esa mayoría que las encuestas le otorgan ya en intención de voto directo, pero analizados los datos más de cerca vemos que eso no es tan cierto como parece. La actitud frente al Process catalán hace que Ciudadanos suba en intención de voto 8,6 puntos porcentuales en cuatro meses, mientras el PP baja en el mismo período 3,7 y el PSOE apenas un 0,4 mientras Podemos lo hace en 3,4. Si pensamos que la bajada de UP se debe más a su tibieza en Cataluña que a una fuga de votos a Ciudadanos, vemos que este partido sube sin ser a costa de nadie, que sube por su coherencia y que otros bajan por su incoherencia.

Las razones son obvias. Primero está el problema de liderazgo. Mientras Albert Rivera es el líder más valorado, Rajoy, Sánchez e Iglesias suspenden estrepitosamente, algo de lo que solo se puede culpar a quien los mantiene en contra de la opinión del votante. La encuesta también nos dice que solo se ve a Ciudadanos capaz de luchar contra la corrupción, seguido lejos por Podemos y mucho más lejos por los más implicados en casos que dirimen en los tribunales, PP y PSOE.

En todas las demás cuestiones los encuestados también depositan su confianza en Albert Rivera con una única excepción, garantizar las pensiones, algo donde están todos muy cercanos como si los españoles supiesen que ese tema no se soluciona sin un amplio consenso.

Los ataques a Ciudadanos parecen equivocados. Nunca lo derrotarán por ese camino. Su única posibilidad de crecer es con hechos y no con palabras carentes ya de credibilidad. Oportunidades tienen, solo hay que apoyar lo que apoya Ciudadanos, el fin del adoctrinamiento en Cataluña, impedir el control de los medios de comunicación y cuerpos armados por los independentistas, reducción de aforamientos, limitación de mandatos, nueva ley electoral, nueva ley de educación, reducción de cargos políticos, permisos de paternidad, guarderías de 0- 3 años, ley de financiación de partidos políticos, y  muchos etcéteras.

De momento Ciudadanos, según las encuestas, decidiría con quien gobierna. Es cuestión de hacer méritos porque la calle ya se cree pocas cosas.