[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2016-02-04 11:57:32.

 

imagen

By Pako Valles. @Pako__V

Postureo, estrategia electoral, paripé, nadie entiende nada, asistimos a unos acontecimientos tras el 20D que recuerdan mucho a la escena de la película “Una noche en la Opera” donde Marx (no el ideólogo de Pablo Iglesias sino Groucho Marx) negociaba un contrato sabiendo de antemano que no serviría para nada dicho acuerdo.

Revisando las declaraciones de la noche electoral del 20D de los líderes de Podemos y el  PP se puede deducir lo que va a ocurrir con mucha probabilidad y es la repetición de las elecciones como adelantaba en el anterior artículo “la patata caliente”.

Los dirigentes de Podemos se presentaron con una victoria contundente, se veían ganadores porque habían remontado y confiaban que a corto plazo podían llegar a ser segunda fuerza política obligando al PSOE a pactar o a desaparecer. Su estrategia real está planteada a largo plazo porque pretenden cambiar el sistema, con lo que afrontar una nueva contienda electoral no es ningún problema, por este motivo nunca han pretendido hacer cesiones para llegar a acuerdos, al contrario todos los mensajes van encaminados en polarizar las ideologías para presentarse como la única opción para el cambio y regeneración, o ellos o la nada.

Al PP le ocurrió un poco lo mismo, esperaban una debacle de votos en las encuestas y remontaron gracias  a un lenguaje muy directo y contundente en contra de lo que representa la nueva izquierda anticapitalista,  el “odio a Podemos” y los nacionalistas  por lo que en nuevas elecciones pueden recuperar los votos que se fueron a Cs y conseguirían una mayoría suficiente.

Los dos partidos ideológicamente extremos por tanto aspiran poder gobernar con mayor legitimidad, por lo que unas nuevas elecciones les convendrían para crear un nuevo bipartidismo donde el PP represente el centro derecha sin marcas blancas y Podemos representar a la izquierda combativa contra el capitalismo salvaje y la salvación de las clases trabajadoras.

Psoe y Cs se han dado cuenta de estas tácticas y están haciendo lo único que pueden hacer para no perder votantes y es la de demostrar a los españoles que: Desde el centro, el dialogo, la moderación y el pacto se puede gobernar este país. Además con ese pacto el PSOE le pasa la patata caliente a Podemos haciendo ver que no quieren gobernar, únicamente obedecen a intereses partidistas y Ciudadanos puede también acusar al PP de insolidario con España al no querer formar parte de un gobierno reformista que no subirá impuestos formado por el 70% de los votantes españoles.

Únicamente falta por saber si los escándalos de corrupción dañan al PP lo suficiente para que se visualicen en una notable bajada en las encuestas y por tanto  dimita Mariano Rajoy, le deje el camino libre a una abstención de su grupo para un gobierno de Gran Coalición entre PSOE y CS.

Esperemos no se cumpla en este caso la frase del inmortal Groucho Marx “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”

admin

More Posts

Follow Me:
Twitter