[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2017-02-10 14:17:18.

by Raul Castillo @raul_castillo_m

Parece que está de moda ser políticamente correcto. Evitas discutir con familiares, amigos, pareja o incluso con desconocidos. Pero en nuestro caso, como representantes públicos, la cosa va más allá, y padecemos el síndrome del árbitro de fútbol. Los contrariados por nuestras opiniones o acciones se permiten el privilegio de poder difamarte sin opción a debate o réplica.

Este es uno de esos temas que tientan a uno mucho a apartarlo a un lado y dejar que se “rompan la cara” otros. Sin embargo, si todos fuésemos políticamente correctos, me temo que todavía haríamos fuego con un palo. Es por esto por lo que me parece valiente por parte de mi partido, que se haya visibilizado este problema y se vaya a poner encima de la mesa de trabajo del Congreso de los Diputados.

Para las personas a las que se les escape de qué estoy hablando, la gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida que consiste en que una mujer, de común acuerdo con una persona o pareja, acepta que se le transfiera a su útero el embrión previamente engendrado mediante fecundación in vitro por esa otra persona o pareja, con el fin de quedar embarazada de dicho embrión, gestarlo a término y parirlo en sustitución de la mencionada persona o pareja.

Hasta el día de hoy, esta técnica no está permitida en nuestro país, con lo que las parejas españolas con problemas de fertilidad, genéticos, incompatibilidades, o las parejas homosexuales masculinas que desean tener hijos biológicos, como último recurso no les queda otra opción que viajar a otros países donde la legislación permite esta técnica. En la práctica, de todas las personas con esta problemática, hay muy pocas con medios económicos suficientes para soportar los costes que ello supone.

Ciudadanos ha dejado constancia de su deseo, que no es otro que se legisle sobre la gestación subrogada. Y por supuesto, que la palabra “altruista” debe de formar parte de esa Ley. Sabemos que existe el peligro de que individuos repugnantes pretendan aprovechar la regulación para buscar beneficio en situaciones económicamente desfavorables de algunas mujeres, pero no podemos mirar hacia otro lado, y debemos de afrontar una situación real. No es nada nuevo, ya está ocurriendo a espaldas de la Ley, y si existen mujeres que voluntariamente y de manera altruista se ofrecen para formar parte de lo más bonito que le puede ocurrir en esta vida a alguien, como es ser padre o madre, no podemos negar ese derecho a esas personas.

Claro que es complicado, muchísimo y claro que es delicado, nada lo es más. Para eso se propone, para debatirlo, para estudiarlo y para que los representantes de todos los ciudadanos de España tomen una decisión. Seamos políticamente incorrectos, seamos valientes y evolucionemos.