[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2016-11-15 12:48:14.

Tras el anuncio del Gobierno valenciano de la subida de uno de los impuestos más injustos, el de Sucesiones y Donaciones, sólo puedo decir que este Gobierno ni es social ni es de izquierdas. Esta subida imita a la sucedida en Cataluña dando, una vez más, visos de que el Consell pretender ser una simple sucursal del régimen Pujolista.

A todos los que se les llena la boca diciendo que la vivienda es un derecho básico de las personas, habrá que ir recordándoles la ingente cantidad de impuestos que las personas pagan durante toda su vida por tener en propiedad una humilde vivienda: IVA, IBI, ITP, IAJD, plusvalías… y, como si no fuera suficiente, una vez muertos, el redundante impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Da la sensación que tanto gasto en saltimbanquis, jeribeques y superficialidades varias, agotan las arcas públicas y cuando lees la prensa y te enteras de hechos como los ocurridos hace poco en Valencia, gentes en la calle haciendo colas para pedir comida, te das cuenta que las Instituciones siguen despilfarrando y priorizando asuntos que no son de emergencia social.

La subida de impuestos únicamente afecta a las clases medias y trabajadoras, habida cuenta que los ricos, sin necesidad de ser muy “listos” y si se abren una Sicav en Panamá, no pagarán impuestos. Así pues, la carga fiscal recae, como siempre, sobre las familias de clase media obrera, que son las que están sacando del atolladero a este precioso país llamado España. Un país que ya precisa de una transformación que lo despoje de duplicidades competenciales que sobran.

Ni los que estuvieron hicieron por eliminar los excesos, ni los que están ahora lo harán. Hay que recolocar a los nuevos “amiguetes” en las Instituciones.

Por otro lado, desmotivar la adquisición de propiedades por parte de particulares y pequeños inversores mediante el “sablazo a impuestos” únicamente beneficia a las grandes fortunas y fondos de inversión buitre que invierten en inmobiliarias explotadoras de alquileres.

Gobernar para la gente no consiste en inflar a impuestos a las clases medias y trabajadoras, y menos todavía si el dinero de los impuestos se destina a hacer de la Comunidad Valenciana una sucursal Pujolista. Como si los valencianos no tuviésemos suficiente carácter e identidad como para tener que ir copiando modelos de gestión ajados y rupturistas que se sirven del aparato, de los colegios y de los medios de comunicación públicos para favorecer su causa, que no es otra que el saqueo brutal e indecente desviando dinero robado hacia paraísos fiscales. Todo ello cohabitado con una ingeniería social que ha estado durante años fabricando en las escuelas públicas “rufianitos” incapaces de escribir un texto en español sin faltas de ortografía.

image

Así pues, copiar a nuestros vecinos catalanes en lo que se refiere a impuestos, imposiciones, modelos educativos, televisiones públicas, gastos identitarios artificiales a costa de mayor gasto público, no creo que sea, ni de lejos, lo que la sociedad valenciana necesite y reclame, que no es otra cosa que una economía próspera sin corrupción política, unos servicios sociales adecuados, una sociedad vanguardista que impulse un modelo económico basado en el I+D+i, con medios de comunicación libres, pero sobretodo, una sociedad en la que se respeten las libertades individuales.

Después de este “copia y pega” pujolista de castigo a los pequeños propietarios y ahorradores valencianos mediante la subida exagerada del impuesto de Sucesiones y Donaciones ¿qué será lo próximo? ¿Veremos a nuestro Muy Honorable Presidente de la Generalitat Valenciana cruzar la frontera andorrana con bolsas de basura repletas de billetes de 500 € en coche oficial?

Por favor, tengan la decencia y dejen respirar a la gente que con su esfuerzo y trabajo está sacando este país adelante. Ya pagamos suficientes impuestos.

Cristina Giménez, http://twitter.com/xtinaCs

Cristina Gimenez

España será lo que queramos todos los españoles. Ingeniera industrial.

More Posts