[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2017-10-04 14:07:36.

Lo que no podemos negar a Puigdemont es su capacidad de innovar, de hacer cosas que carecen de precedentes. Decia Artur Mas en la camapaña electoral de las últimas elecciones autonómica catalanas, que era necesario ganar por amplia mayoría, imaginamos que hablaba de los 90 escaños necesarios para proponer cambios en la forma de relación con el Estado. No solo no logró esa amplia mayoría sino que ni siquiera logró la mayoría de los votos aunque el inesperado apoyo de la CUP, el grupo antisistema y anti UE, permitiese a los independentistas formar gobierno. Esto es lo normal, pedir la independencia porque una amplia mayoria social lo pide, y saber que un 35% del censo no justifica dividir  a los catalanes. Lo paradógico llegó con Puigdemont.

Con sus 72 escaños detrás y una minoría de votos respaldándolo, convocó una consulta que el derecho internacional (la ONU) no contempla y con unas formas que tampoco cumplen las normas de la UE.  A partir de aquí todo han sido ocurrencias e innovaciones sorprendentes. Papeletas sin sobres, papeletas impresas en casa, votando cada uno donde quiera y las veces que quiera, incluso si estar empadronados, sin censo y bajo leyes prohibidas por inconstitucionales, son auténticas novedades mundiales que a nadie se le habían ocurrido antes, pero la mayor de las ocurrencias son las que se hacen en connivencia con Rajoy.

Puigdemont anuncia ante las cámaras de televisión que va a dar un golpe de estado el próximo lunes día 9, y que esta noche a las 21h nos lo explica, y el Gobierno se apresura a decir que esa declaración carece de valor legal, de lo que deducimos casi sin respiración por la sorpresa, que piensa dejar que ocurra. No hay precedentes de algo asi y esperemos que no tenga efecto llamada, aunque algo así es inimaginable fuera de España. Nadie antes había anunciado un golpe de estado que rompa el orden constitucional. ¿Alguien se imagina que la Junta militar que hizo el alzamiento del 18 de Julio de 1936 hubiese anunciado el golpe una semana antes fijando día y hora? Seguro que no porque eso no se le ocurrió ni a los duros Videla o Pinochet. Como tampoco nadie se imagina que Baviera o el Veneto, que solicitaron en su día un refreréndum, saliesen en la televisión diciendo “nos vamos”.

Lo citado hasta aquí es sorprendente pero va Rajoy y lo supera. Al parecer no hará nada hasta que se produzca la secesión oficial, u oficiosa, con su 48% de votantes detrás. Mientras, Puigdemont y sus radicales se suben a los furgones de la Guardia Civil para sus proclamas, los seguidores acosan a los policias que han ido allí con el ánimo de hacer cumplir la ley por mandato judicial o fiscal, y los contrarios a estos desmanes, ese 65% silencioso, comienzan a salir a la calle con sus banderas españolas. El enfrentamiento está cada vez mas cerca para cumplir la historia de que todas las rebeliones han sido siempre controladas violentamente. Ciudadanos se ha quedado solo pidiendo, suplicando, que se aplique el articulo 155 antes de que la situación entre en derroteros impredecibles, Rajoy espera no sabemos que, Iglesias trata de aprovechar para derribarlo, y Sanchez nadando entre dos aguas porque sabe que parte de su partido no le seguirían en locuras.

En España estamos ya agotados del process pero que pensariamos si el parlamento de Flandes, Lombardía o Texas, saliesen en la televisión anunciando un golpe de estado, una sedición, la proxima semana?