[Total:0    Promedio:0/5]

Originally posted 2017-07-07 12:53:38.

¿El mundo al revés?. No. El mundo tal y como es.
Esta reflexión viene a colación de la primera bajada de impuestos que se va a producir en este país desde el 2011, año de la llegada de Rajoy al Gobierno de la nación, y que ha sido consecuencia de la condición sine qua non impuesta por Ciudadanos para la aprobación del Techo de Gasto para el ejercicio 2018.
La rebaja fiscal se ha cuantificado en 2.000 millones de euros y beneficia al sector de población más desfavorecido, elevando el umbral de exención hasta los 14.000 euros anuales y reduciendo considerablemente el tramo comprendido entre los 14.000 y los 17.500 euros, amén de que 700.000 familias con personas discapacitadas o familias numerosas perciban 1.200 euros anuales, en concepto de deducción.
Incomprensible que esta medida venga de la mano de los amparados por el Ibex 35, de los falangitos, etc… Aquí hay algo que no casa, o se han vuelto locos los 32 diputados de Rivera, o las cosas no son como nos la quieren pintar. Me quedo con lo segundo. A ello voy.
Ciudadanos se sitúa en el centro político, tomando lo mejor de la izquierda y lo mejor de la derecha, ideológicamente definidos en el liberalismo progresista,  pero defendiendo y protegiendo a las clases más necesitadas, superando los dictámenes en los que los populismos lo quieren enmarcar. Cimentados sobre la base de no dinamitar sino de transformar y reformar. Un ejemplo de ello ha sido esta medida, con el fin de beneficiar al sector poblacional más desfavorecido. Rivera lo tiene claro, no hay mejor política social que la de bajar los impuestos. Montoro ha tenido que rectificar.
Pero no nos podemos olvidar de la Ley de Reforma Urgente del Trabajo Autónomo con la que desde la formación naranja se ha pretendido aliviar y no asfixiar  a un colectivo que lo conforman más de tres millones y medio de autónomos. La protección a su situación ha sido motivo de inclusión tanto en el Acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE, como en las 150 Medidas del Pacto con el PP.
Ciudadanos intenta rentabilizar al máximo y poner en valor el juego aritmético que sus treinta y dos diputados le vienen a dar, y hasta el día de la fecha todo indica que no lo están haciendo mal. De hecho las últimas encuestas vienen a confirmar su proyección, consolidándose en el mapa parlamentario,  ascendiendo considerablemente, lo que viene a representar un reconocimiento a que las cosas no son como nos las quieren hacer ver. Sin populismos, ni totalitarismos en cada momento se está dónde se tiene que estar, y a la prueba me remito con la fructificada rebaja fiscal. Habrá mucho más.